Historias de Éxito

Correo electrónico seguro con sede en Suiza

ProtonMail es el servicio de correo electrónico seguro más popular a nivel mundial con millones de usuarios en todo el mundo. La exitosa empresa de tecnología fue fundada por investigadores del CERN/MIT y tiene su sede en Ginebra, Suiza. Gracias a su larga tradición de neutralidad y a un conjunto único de leyes de privacidad, Suiza ofrece un entorno perfecto para Proton Technologies AG, ya que le permite ofrecerles un servicio seguro y confiable a sus clientes globales.

Andy Yen, CEO y cofundador de ProtonMail
«Creemos que la seguridad integral solo puede lograrse con una combinación de tecnología y protección jurídica, y Suiza ofrece la combinación óptima de ambas».

En 2014 ProtonMail se convirtió en el primer servicio de correo electrónico del mundo en hacer los correos electrónicos encriptados de extremo a extremo accesibles para cualquier persona en el mundo con solo un clic, a diferencia de otros proveedores como Gmail y Hotmail. Sus servidores están ubicados en Suiza, fuera de la jurisdicción de EE.UU. y la UE. El equipo fundador se reunió en el CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear en Ginebra, donde Andy Yen, cofundador y CEO de Proton Technologies AG, trabajó como investigador desde 2009 hasta 2015. El equipo combina los conocimientos matemáticos y técnicos profundos de las principales instituciones de investigación del mundo con experiencia en encriptación de extremo a extremo. La visión de la compañía es construir una internet que respete la privacidad y que sea segura frente a los ciberataques.

Seguridad y privacidad en Suiza

La joven y exitosa empresa de tecnología estableció su sede en Suiza por varias razones. ProtonMail está alojada en un antiguo centro de comando militar en el interior de los Alpes suizos y proporciona así la máxima seguridad física para los datos de sus clientes. Además, Suiza aplica una legislación diferente (más estricta) de privacidad, ya que está fuera de la jurisdicción de EE.UU. y la UE. Casi todos los países del mundo tienen legislaciones que regulan la interceptación legal de las comunicaciones electrónicas. En Suiza, las normas que rigen las comunicaciones electrónicas se recogen en la Ley Federal de Vigilancia del Tráfico Postal y de las Telecomunicaciones, revisada por última vez en 2012. De acuerdo con dicha ley, la obligación de proporcionar los medios técnicos para la interceptación legal se impone solo a los proveedores de acceso a internet, por lo que ProtonMail, como mero proveedor de aplicaciones de internet, está completamente exenta del ámbito de aplicación de la norma. Por ser una compañía suiza, ProtonMail no puede ser obligada a participar en actividades de vigilancia masiva en nombre de las agencias de inteligencia de EE.UU., por ejemplo.

«Creemos que la seguridad integral solo puede lograrse con una combinación de tecnología y protección jurídica, y Suiza ofrece la combinación óptima de ambas. Al combinar la infraestructura de TI avanzada del país con su entorno legal único, ProtonMail puede ofrecer un servicio confiable y seguro», afirma la compañía en su sitio web (Why Switzerland?).

Los mejores talentos de todo el mundo

«Suiza se beneficia, además, de un entorno altamente internacional, el cual nos permitió atraer talentos de primer nivel de todo el mundo», un factor esencial para el éxito de la empresa, como destaca Andy Yen.

Suiza ofrece un entorno empresarial único debido a su larga tradición de neutralidad. Tener una sede aquí nos permite ser un socio de confianza para empresas de todo el mundo y esto abre muchas oportunidades de negocio.

Más historias de éxito

Enlaces

Compartir

Contenido relacionado