Historias de Éxito

Producción cercana al cliente

La empresa francesa Tri Qualité Service desarrolló una máquina con la que se pueden clasificar componentes minúsculos para relojes de forma automática. Para garantizar que la producción tenga lugar cerca del cliente, la empresa inauguró en mayo de 2014 una sucursal en Villaz-Saint-Pierre, en el cantón de Friburgo.

Sede de Tri Qualité Service
Pierre Lozes, CEO: «El contacto con las autoridades suizas fue muy bueno en todos los cantones».

La empresa francesa Tri Qualité Service, con sede en Marignier, desarrolló una máquina con la que se pueden clasificar componentes minúsculos para relojes de forma automática. Para garantizar que la producción tenga lugar cerca del cliente, la empresa inauguró en mayo de 2014 una pequeña sucursal en Villaz-Saint-Pierre, en el cantón de Friburgo.
Esta empresa estaba especializada originalmente en clasificadoras automáticas para la industria automotriz y hoy en día se considera indispensable para la industria relojera. «Muy pronto nos dimos cuenta que la demanda en Suiza era grande. Y ahí se nos encendió la bombilla: ¡Tenemos que estar presentes allí!», cuenta Pierre Lozes, director de Tri Qualité Service.
Un ingeniero francés trabajó durante un año en Friburgo con una máquina clasificadora bajo su responsabilidad y hace poco recibió apoyo de un colega suizo y una segunda máquina. Después de 12 meses Lozes hace un balance muy positivo: «Alcanzamos nuestros objetivos y pudimos crear una relación de confianza con nuestros clientes. Nuestras oportunidades de crecimiento son buenas». El jefe de la empresa valora bien la idea de introducirse en otros mercados.

Las autoridades suizas hicieron posible un proceso sin problemas

Tri Qualité Service fue fundada por tres socios en 2004. Nueve años más tarde la prometedora empresa contactó al Swiss Business Hub France de Switzerland Global Enterprise (S-GE), que, a su vez, la puso en contacto con las oficinas de fomento económico de tres cantones en el oeste de Suiza. Por aquel entonces, la empresa ya cooperaba con un proveedor de Villaz-Saint-Pierre y, finalmente, se estableció también allí. Lozes atribuye el éxito y la rapidez del proceso de establecimiento al excelente contacto con las autoridades suizas.
A finales de 2014 la empresa recibió el premio «Prix Croisé de l’Ambassadeur» de la Embajada Suiza en Francia por sus inversiones en Suiza. Con este premio se reconocen los proyectos de inversión de pymes suizas y francesas en Francia y Suiza. El jurado elogió el espíritu innovador y el valor tecnológico y comercial que aporta Tri Qualité Service a Suiza.

El contacto con las autoridades suizas fue muy bueno en todos los cantones.

Pierre Lozes
Manager, Tri Qualité Service

Documentos

Compartir

Contenido relacionado