Noticias

Suiza encabeza el Índice Mundial de Innovación 2017

Por séptimo año consecutivo Suiza ocupa el primer lugar a nivel mundial entre las economías innovadoras en el Índice Mundial de Innovación, publicado por la Universidad Cornell en cooperación el INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

EMPA Dübendorf, Laboratorios Federales Suizos de Ciencia y Tecnología de Materiales
Suiza es una potencia en innovación.

La décima edición del Índice Mundial de Innovación 2017 (GII 2017), con el tema «La innovación alimenta al mundo», se presentó la semana pasada en las Naciones Unidas, en Ginebra. El índice mide la capacidad de innovación y el rendimiento de las economías mundiales, y evalúa a 130 países. Sin otra base comparable de datos durante un período de diez años, el GII es utilizado por varios países como una guía para las políticas nacionales de inversión, según Soumitra Dutta, decano de la Escuela de Negocios de Cornell.

El índice de este año lista a Suiza, Suecia, los Países Bajos, los Estados Unidos y el Reino Unido como los cinco países más innovadores. Las economías de altos ingresos ocupan 24 de los 25 primeros lugares, 15 de los cuales son para países europeos.


 «Seguimos aprendiendo del ejemplo de Suiza»

Suiza encabeza el ranking por séptimo año consecutivo. La capacidad de innovación se ha mantenido en el primer puesto desde 2011. «Suiza se alza con la medalla de oro una vez más, y ya van siete años consecutivos, lo cual es una actuación extraordinaria», comenta Francis Gurry, director general de la OMPI en la conferencia de prensa.

Suiza obtiene el puntaje más alto en «resultados de la innovación», como el conocimiento, la tecnología y la creatividad. El país presentó el mayor número de solicitudes de patentes per cápita a la Oficina Europea de Patentes en 2016, lo cual constituye un fuerte indicador de su capacidad de innovación. También se desempeña bien en cuanto a capital humano e investigación, infraestructura, mercado y especialización de las empresas.

 «Con su entorno empresarial favorable y su sólida capacidad de innovación Suiza sigue teniendo un gran éxito en la transformación de sus recursos en productos de innovación cada vez más numerosos y variados», comentan los autores del informe. «Seguimos aprendiendo del ejemplo de Suiza», agrega Bruno Lanvin del INSEAD.

Enlaces

Compartir

Contenido relacionado